Tasador de joyas

¿Cómo se valoran los diamantes?
El precio se calcula siempre según las «4C» (los 4 criterios de valoración de los diamantes) que se simbolizan en inglés por «Cut», «Carat», «Color» y «Clarity» y que pueden traducirse en Español por «Tamaño», «Peso en quilate», «Color» y «Pureza».

Estos 4 criterios son esenciales para poder calcular el precio de un diamante.

Muchos se ponen en contacto con nosotros para preguntarnos el valor de su diamante, a veces se trata de un diamante familiar comprado hace varias décadas, un diamante de inversión comprado en los años 70 y 80 o un diamante engastado en una joya.

Muy a menudo estos diamantes no tienen un certificado gemológico o, si lo tienen, es muy antiguo. Si el diamante no tiene certificado será muy difícil evaluar con precisión su valor porque tanto es fácil determinar visualmente su forma de corte (brillante redondo, ovalado, pera, etc…) y pesarlo (con una escala de quilates), como los otros 2 criterios (color y pureza) son más subjetivos porque son evaluados por el ojo.

Es muy probable que si usted llevara este diamante a varias joyerías o comerciantes de diamantes para que lo evaluaran, no obtendría la misma estimación de valor, simplemente porque estos profesionales no se pondrían de acuerdo en la clasificación del color y la pureza de su piedra. Sólo se necesita una diferencia de un grado en la escala de colores y/o en la escala de pureza para que haya una diferencia en la estimación del precio del 10 al 20%.

Se comprende rápidamente, en este caso, el interés de tener un certificado gemológico en el cual se encuentran todas las características del diamante: es un verdadero carnet de identidad del diamante. Toda la información está claramente anotada en este certificado gemológico y la información que contiene es indiscutible (si y sólo si, este certificado proviene de un laboratorio gemológico reconocido por los comerciantes de diamantes, a saber, el GIA, HRD o IGI).

Diamantepuro.com
Diamantepuro.com

¿Qué otros criterios pueden influir en el valor de un diamante?
Acabamos de ver arriba los 4 criterios de valoración de los diamantes (las «4C»), es necesario conocerlos todos para poder calcular con precisión el precio de los diamantes. Si faltaba uno de ellos, no podríamos calcular su precio.

Los otros criterios que pueden hacer que el precio varíe son :

La calidad del corte: un diamante idealmente cortado tendrá, por supuesto, más valor que un diamante mal cortado, mal proporcionado. Puede haber variaciones de precio del orden del 5 al 15% según esta calidad de corte. Si el diamante está muy mal cortado, sin duda tendrá que ser cortado de nuevo para poder revenderlo más fácilmente y habrá una pérdida de peso. Por lo tanto, es normal que un diamante mal cortado no tenga el mismo valor que otro muy bien cortado (con igual peso, color y pureza). Los laboratorios de gemología indican en su certificado la calidad de la talla para los diamantes brillantes redondos pero no para las demás formas de talla (princesa, óvalo, corazón, etc…).
El pulido y la simetría: un diamante cuyo pulido o simetría no sea bueno verá disminuir su valor entre un 5 y un 10%. Si un diamante tiene un pulido muy malo, tendrá que ser repulido para devolverle su brillo y esto llevará inevitablemente a una pérdida de peso. Por lo tanto, es normal que el valor de este tipo de diamantes se deprecie.
Fluorescencia: se ve sólo bajo luz ultravioleta. Si un diamante tiene fluorescencia y si uno lo expone bajo esta luz ultravioleta, se verá azulado, si no tiene fluorescencia permanecerá opaco. Una fluorescencia fuerte o muy fuerte depreciará los diamantes cuyo color esté entre D y H. Por ejemplo, un diamante brillante de 1 quilate de color D y pureza VVS2 que tenga una fluorescencia muy fuerte verá su valor depreciarse de 15 a 25% en comparación con el mismo diamante sin fluorescencia. Esto se debe principalmente a que un diamante con una fluorescencia muy fuerte podría ser ligeramente lechoso, pero también porque las personas que desean comprar un diamante D VVS2 (que es de excelente calidad) quieren que su diamante no tenga ninguna fluorescencia. Estamos en un mercado donde los precios son dictados por la oferta y la demanda.
El certificado gemológico: un diamante que no tenga un certificado gemológico o que tenga un certificado expedido por un laboratorio no reconocido por los comerciantes de diamantes verá disminuir su valor en comparación con el mismo diamante certificado por el GIA, HRD o IGI (que son los mejores laboratorios del mundo, reconocidos por nuestra profesión). Como hemos explicado anteriormente, los criterios de color y pureza son definidos por el ojo de un experto, pero éste puede estar cansado o distraído durante el análisis del diamante y el grado de color y pureza que indicará en el certificado no se corresponderá con la realidad. Los 3 laboratorios de gemología que recomendamos han establecido normas muy estrictas de pericia que garantizan la imparcialidad del análisis de la piedra y el resultado final.
Otros criterios como un rondista extremadamente grueso o una talla muy grande pueden influir en el valor de un diamante. Esto indica una piedra mal cortada, por lo que es normal que su valor se deprecie ligeramente.

Mapas

0/5 (0 Reviews)